miércoles, diciembre 30, 2009

Cosas que me joden la vida/ Mis increíbles aventuras en el sistema arcaico del departamento de finanzas.

Photobucket

Acabo de llegar de hacer fila por un par de horas en una sucursal de nuestro querido departamento de finanzas para aprovechar el descuento en el pago de tenencias (independientemente que sea una mentada de madre el pago extra por tener un coche que con el sudor mal oliente de tu jodida frente pagaste hasta el último centavo, además de placas, licencia para conducir y gasolina).

Pues bien, resulta que estos tipos -de finanzas- repartieron fichas a las 3am a las afortunadas primeras 300 personas que ociosamente esperaban en fila a esas horas, por consecuencia inmediata los otros que llegamos a formarnos a las horas correspondientes -que se suponen correspondientes- nos fuimos con una patada en el trasero -metafóricamente hablando y casi literal- dicho de otra forma dejen se estar chingando que ya nos queremos ir.


Se supone que este país tiene suficiente desarrollo tecnológico y aspiraciones de grandeza ¿por qué aún nos mandan a hacer filas?, ¡ya existe el internet desde hace un chingo! gastamos un maldito día formados para obtener un papel que apenas da el derecho de regresar al siguiente a formación y esperar turno (que pueden ser minutos u horas). Increíble, mejor abran una línea de citas por teléfono para decir en que fecha y a que hora más o menos tenemos que ir, así todos felices. También se libran que sea expuesta la cara de idiota del tipo que sale a cumplir ordenes superiores diciendo que no se atenderá a las personas cuya impuntualidad a la hora de la repartición de fichas nos dejó fuera de los jugosos descuentos -aunque en voz del mismo- «la tenencia no tiene descuento» -o mejor aún- «venga el lunes y le aseguro que no va a haber nadie porque ya no hay descuentos», sin duda declaraciones que esbozaron una leve sonrisa en mi serio rostro.

Pero eso siempre en mi cruda y pinche mal intencionada opinión que en plena era informática perdamos 2 días de nuestra vida haciendo filas para trámites arcaicos -y peor aún, que sean elitistas de mierda- además de desinformar a la sociedad en medios locales como radio y televisión alegando que el último día es el 31 de diciembre y negarlo rotundamente hoy ante toda la gente me jode la vida.



PD: Y esto no es sólo en éstas fechas ni para estos trámites, que me pregunten a mi al ir a cambiar placas o licencia. Exactamente lo mismo.

Ah y mención aparte la inocente propuesta de uno de los polis que acompañaba al vocero oficial diciendo: «llamen a los medios, a la tele, al radio, digan que quieren que se extienda el plazo». Otra leve sonrisa en mi cara de malo y ogro.

2 comentarios:

  1. chales si se pasan de pendejos en esos tramites...
    yo tambien tengo que pagar y no se cuanto... lo bueno es que en el banco que tengo mi TC puedo pagarlo a meses sin intereses :):)

    saluds!!!

    ResponderEliminar
  2. chales si se pasan de pendejos en esos tramites...
    yo tambien tengo que pagar y no se cuanto... lo bueno es que en el banco que tengo mi TC puedo pagarlo a meses sin intereses :):)

    saluds!!!

    ResponderEliminar

Tu comentario siempre será bienvenido, sólo procura no firmar como 'anónimo'. Gracias